_miguel_carrizo_
_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_0
_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_2
_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_cumbre
_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_5
_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_miguel_carrizo_
_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_3
_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_
_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_12_miguel_carrizo_
_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_11
_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_9
miguel_carrizo_manlul_climb_lul_picos_de_europa_picu_urriellu_naranjo_de_bulnes_montaña_escalada_

The mountain is one of my passions. It´s the place where I really find peace of mind and I feel more relaxed. Fortunately, in the region where I’m from the coast and the peaks are really closed, so many times I go to Los Picos de Europa, a beautiful montain range in front of the ocean. Since I was little I had the dream of climbing El Picu Urriellu or better known as El Naranjo de Bulnes, which is one of the most emblematic peaks in Spain, as you see in one of the pictures, its color is kind of orange, thats why they call it “naranjo”. Ive been in the shelter located in the base of the mountain many times but this summer we finally decided to climb it to the top. My friend Jimmy, who is a great mountaineer and an expert climber, organized the weekend and helped me to make this dream come true. If you follow me on Instagram you probably saw pictures of us in his cabin or with his cute dog, you can find them all with the hastag #Climblul. The adventure began in the morning, we got on the car and drove some hours toward the peaks. We walked up and arrived in to the shelter where we slept with many other climbers. The next morning we woke up very early, at 6am we were already walking with the sunrise and began the climbing. It was so peaceful and we were the first ones which is a very nice feeling, being there, just you in the middle of that jumble of rock. We also were super lucky with the weather, some hours later we reeched the top of the mountain, the sun was with us, a sea of clouds and the ocean, I felt really happy! The Virgin of the Snow was there waiting for us, I always thought it was much bigger, but she’s tiny! We spend there some time, in silence, just thinking and breathing, it was a moment in my life! Then we started going down rappelling. We had a little problem because the rope got hooked and Jimmy had to  go up again and release it to continue descending. I just waited for him, hung up on that vertical wall, looking around and thinking, Im here! Thank you Jaime for being my friend and take me up there, I will never forget it. We’ll be back!
@miguelcarrizo

La montaña es una de mis pasiones, es el lugar donde más en paz estoy donde más relajado me siento. Muchas veces voy a Los Picos de Europa  y desde pequeño tuve la ilusión de escalar el Picu Urriellu o más comúnmente conocido como El Naranjo de Bulnes. Es una de las cumbres más emblemáticas de toda España, y después de haber llegado muchas veces en el refugio situado en la base de esta montaña tan especial, por fin este verano escalé hasta la cima (2519m.). Todo fue gracias a mi amigo Jimmy, un apasionado de la escalada y la alta montaña desde pequeño. Es muy importante subir con alguien que tenga mucho control porque te estás jugando literalmente la vida. Los que me seguís en Instagram habréis visto muchas de mis fotos en el monte, con Jaime, con su perro y en su cabaña. Todas están reunidas en el hastag #Climblul. Siempre hablábamos de que me llevaría y por fin este verano fijamos una fecha.
La aventura empezó por la mañana, cogimos el coche y arrancamos hacia Los Picos. Subimos hasta el refugio y nos quedamos a dormir allí. Al día siguiente a las 6 de la mañana ya habíamos desayunado y estábamos saliendo para empezar la escalada. Fuimos los primeros y tuvimos muy buen tiempo, hicimos cumbre con el sol acompañándonos, un mar de nubes y el océano de fondo, espectacular. ¡Fui muy feliz!. Allí estaba la Virgen de las Nieves con nosotros, la escultura siempre la imaginé mucho más grande por las fotos pero cuando llegué ¡era muy pequeña!. Bajamos haciendo rapel y tuvimos un pequeño problema porque la cuerda se enganchó y Jimmy tuvo que volver a escalar para soltarla y poder seguir descendiendo. Yo me quedé colgado esperándole en esa pared vertical, mirando para abajo y pensando, ¡estoy aquí!. Luego seguimos del tirón hasta el coche, yo con los pies reventados y bastante cansado pero ¡mereció tanto la pena!. Volveré pronto. Gracias a Jimmy por ser tan buen amigo y haberme ayudado a cumplir uno de mis sueños. ¡Volveremos!
@miguelcarrizo